Las series de dibujos animados y los valores educativos que transmiten

Empecé pensando en los juguetes con los que juegan mis hijas y acabé valorando lo que pueden ver en la televisión. Respecto a lo que pueden ver en la televisión, ya he realizado algunos actos de censura; les he prohibido ver series que entre las niñas de su edad (3-6), también están de moda como "Winx Club" o "Monster’s High", porque considero que son sexistas y que además esos personajes femeninos tienen rasgos que resaltan la sexualidad femenina con tendencia a idealizar el cuerpo de la mujer y a someterlo: tacones altísimos, maquillaje a reaudales, escotes y mini mini faldas, además con esos culos enormes, las cinturitas de avispa y los pechos de punta… Fomentar la esclavitud de la mujer por llegar al prototipo ideal de imagen femenina (vista principalmente desde el punto de vista masculino), no me parece un buen aprendizaje. En ese sentido, también me parecen asuntos serios para reflexionar y tomar decisiones.

 

A los padres nos toca asumir el papel de educadores, y no dejarnos llevar por la impresión inicial de que se trata únicamente de dibujos animados y por tanto son inofensivos. Nuestros hijos e hijas los ven con muchísima atención y van absorbiendo como esponjas (no intentes hablarles porque no te escuchan, ¡están hipnotizados!). A ciertas edades no están preparados para comprender las situaciones que se generan y para ellos forman parte de su realidad, a pesar de que poco a poco, ya empiezan a aprender a discernir qué pertenece a "fantasía". La concepción de género que inculcamos a nuestros hijos e hijas será determinante para sus relaciones con los demás, y en ese sentido hay que educar en el respeto, la igualdad y dejarse de superficialidades ostentosas como los últimos taconazos de moda, o la suma dependencia de las chicas hacia lo que piensan los demás o hacia que la acepte "el chico de sus sueños" que finalmente será lo único que la haga feliz y plena. Sé que son muchas cosas, y que a veces nos parece demasiado entrar a rascar en estos temas, pero si no lo hacemos nosotros, quién lo hará, ¿Disney Channel?, ¿Clan? Nosotros somos quienes tenemos que valorar esos contenidos y ver qué les aportan, así como decidir si resultan adecuados. A pesar de que los dibujos son mano de santo para robarles un ratito y que se queden en silencio los próximos 20 minutos, no puede serlo a cualquier precio. En estos momentos y por las mismas circunstancias, Barbie, la eterna muñeca, en mi casa, se encuentra en peligro de reclusión. Demasiados clichés en tan poco espacio con demasiada carga cultural que no me interesa para mis hijas. Podéis hacer una valoración vosotras mismas con el siguiente artículo publicado en El PAÍS consultable a través de la siguiente dirección http://blogs.elpais.com/mujeres/2013/04/pesadilla-en-rosa-sexismo-racismo-o-campa%C3%B1a-publicitaria.html .

 

Ni qué decir tiene que adoro los dibujos animados y tenemos en casa nuestra colección con títulos que, a pesar de haberlos vistos una veintena de veces, los seguimos disfrutando en familia. En esta colección están "Mi vecino Totoro", "Ponyo, la niña pez" y en general los de los Estudios Ghibli para esa franja de edad, y también "Kirikú", "Caillou", "Maisy", por supuesto "Peppa Pig" y otros de corte parecido. De Disney también tenemos películas de referencia como "Mary Poppins" o "Tiana y el sapo".

 

Comentaris

  1. Un post genial, lo he encontrado buscando imágenes de Winx Club porque acabo de descubrir la serie en Disney Channel haciendo zapping y me he quedado alucinada de lo sexista que es y los estereotipos que transmite.

    Un saludo
    www.facebook.com/LesInvitoAQueSeanFeministas

    ResponSuprimeix
  2. Saludos,
    Muchas gracias por tu comentario. He visitado el vínculo que Facebook y estamos de acuerdo. No todos los dibujos son inofensivos y al final son esponjas!!!

    ResponSuprimeix
  3. Creo que exageras demasiados es cierto que hay estereotipos presentes pero por ejemplo yo cuando era crio me encantaba ver dragonball y caballeros del zodiaco dibujos que fueron considerados muy violentos y que convertirian a una generacion en delicuentes y yo no soy especialmente violento y mi madre nunca me lo prohibio lo que estas haciendo es controlar a tus hijas y eso va a ocasionar rebeldia mas tarde una cosa es no dejar que un niño vea una pelicula para adultos y otra cosa es prohibir verles un dibujo animado por semejante gilipollez de toda la vida las mujeres les ha gustado ser bellas y el maquillaje ojo no digo que a todas pero muchas si en fin estamos en la era de la sobreproteccion de los padres

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Bueno, los padres intentamos guiar a nuestros hijos y valorar lo que puede servirles. Sobretodo yo he querido evaluar aquello que podría quitarles libertad de "ser". La presión estética sobre las mujeres es muy fuerte y nadie, ni por supuesto yo, he podido ponerle freno. Todas las personas tenemos una idea de la belleza que está conectada con aquello que nos muestran los medios de comunicación de masas que es belleza.
      Posiblemente, la violencia que se expresa en los dibujos dirigidos a los chicos tenga que ver con validar el uso de actitudes violencia en espacios públicos y privados por parte de los hombres. No haciendo una "onda vital", pero igual sí gritando al conductor de un coche, o siendo desagradable a la hora de entrar o ocupar el asiento de un autobús.

      Suprimeix
  4. Pero también tiene su toque feminista unas chicas que no dependen de un chico para que las salve aunque hayan habido algunos momentos en el que hubiera pasado que no pasa nada, también son fuertes, valientes y poderosas. Ellas rompen con todos los mitos de que a una chica femenina no le pueden gustar los deportes, o los ordenadores Porque Tecna y Layla no son menos chicas, no son menos femeninas por sus gustos

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Sí, gracias por tu comentario. Lo vi tarde, por cierto. Considero igual que tú que las chicas de Winx pueden defenderse solas, esto está muy bien. La cosa es que ésta sexualización de la infancia no nos la quitamos de encima de ninguna manera. Lo mismo que la normatividad en los cuerpos y sobre lo que es bello y lo que no. Puede que la respuesta sea en que puedan ver éstos dibujos y otros muchos en los que obtengan una visión diversa. El problema es cuando hay muy pocos dibujas que expresan esa diversidad y la mayoría de personajes femeninos están sujetos a la presión estética de lo que es femenino y bello.

      Suprimeix

Publica un comentari